Quién fue Isidro Parra
Isidro Parra, es uno de los grandes personajes de nuestra historia, su obra como fundador no ha sido rectificada por alguno de nuestros escritores, al contrario ha sido reconocida por muchos. No fue un héroe civil que vino a descubrir nuevas tierras, porque ya estaban descubiertas, sino que fue uno de los fundadores del pueblo del cedro denominado Líbano.

 

Se conoce como un liberal de pensamiento espontáneo e independiente, nacido en el Peñol, municipio del oriente antioqueño el día 15 de mayo de 1839, este hombre partió de Manizales con su espíritu aventurero hacia la ciudad del Líbano. La aventura la inicio por dos circunstancias en especial; la primera huyendo de la presión que ejercía la iglesia en toda la provincia y la segunda por conocer nuevos terruños y buscar tierra de labranzas que fueran proveedoras para su estabilidad económica.

 

Era un intelectual autodidacta, que debido a esa fuerte opresión religiosa que vivió durante su infancia y juventud, siempre defendió la libertad de culto, centró su pensamiento en la ética del trabajo, la buena apreciación de la organización en todos los niveles, la importancia de brindar una buena educación, haciendo más cercano el diverso conocimiento a todas las personas.

 

Isidro Parra fue un verdadero autodidacta, pues su paso por la escuela pública fue de un año y a pesar de no haber tenido experiencia fuera del país, llegó a dominar varios idiomas, entre ellos el francés, el inglés, el latín y el alemán.

 

Parra, fue un valeroso militar de esa época con notable desempeño en las guerras civiles del siglo XIX, luciéndose en especial en la guerra de 1876, fue un verdadero héroe militar y estratega en el combate de Garrapata, al lado del general Santos Acosta. Años antes tuvo la oportunidad de estar en las filas del general Tomás Cipriano de Mosquera, quien lo nombró Secretario de Guerra y Marina, teniendo en cuenta sus grandes habilidades.

 

Fue un gran líder, capaz de organizar y fundar una ciudad próspera y pujante; sus atributos intelectuales lo llevaron a fundar colegios y centros de cultura, a difundir el pensamiento civilizado, a defender siempre y a toda costa los derechos humanos y las libertades inherentes a la personalidad humana.

 

Fue representante al Congreso, designado a la Presidencia del Estado Soberano del Tolima y varias veces miembro de la Asamblea Legislativa del mismo, su capacidad intelectual y militar le facilitó el ser autor de varios proyectos, entre otros el Código Fiscal y de Policía que estuvo vigente en esa sección del país hasta la época de la mal llamada Regeneración; años comprendidos entre 1875 a 1885, tiempos en que Colombia se formó como nación y se dió luz a una nueva constitución creándose organismos, instituciones y empresas.

 

El General Isidro Parra fue asesinado el 17 de marzo de 1895, mientras dormía en una hacienda cercana al Líbano y su cuerpo desnudo y mutilado fue arrastrado por las calles, presagiandolo que vendría medio siglo después en tiempos de la Violencia Colombiana, su muerte tuvo como causa la defensa de sus principios democráticos, fue enterrado en el cementerio Laico que existía en la entrada del Líbano en lo que hoy en día, se conoce como el barrio el cedral, es de notar que para esta época se hablaba de cementerios laicos, gracias al Decreto de fecha 3 deabril de 1835, sancionado por el Presidente Francisco de Paula Santander, dichos cementerios se crearon por la necesidad y conveniencia de adjudicar terrenos a las ciudades, villas o distritos parroquiales, para los cementerios de extranjeros no católicos, los restos de Isidro Parra no reposaron en el cementerio deLíbano, se encuentran en el parque principal, fue necesario que el tiempo transcurriera con su paso silencioso y sedante, para serenar la mente de las generaciones y así poder juzgar con recta justicia al nombre que hoy se encuentra plasmado en un mármol que deja leer la historia de nuestro pueblo ¨aquí yacen los restos mortales del fundador del Líbano GENERAL ISIDRO PARRA. Mayo 15 de 1839 - 17 de marzo de 1895¨ placa que se encuentra en la parte inferior del obelisco del centro del parque principal del Líbano.

 

Considero importante que reconozcamos la vida personal, política y militar de este gran conductor del Tolima y de la Nación, vida que debería ser ejemplo y guía para los actuales mandatariosde nuestro país. Una vida limpia y honorable al servicio dela República. Razones éstas por las que la figura del General Isidro Parra trasciende los ámbitos locales para distinguirse entrelos grandes de Colombia.

Google