El LÍBANO RICO EN ESENCIA 1920 - 1936

En el Líbano y para esa época, los comerciantes tenían como su principal medio de transporte  las mula y los  bueyes, que transitaban por  trochas y caminos de herradura, los comerciantes que eran los dueños  de las grandes casas comerciales que existían, hicieron  sus fortunas llevando café a Armero  y Honda y a su regreso traían los  productos acabados con precios altos y que monopolizaban los productos y sacaban del mercado a los intermediarios.


El  Líbano no  solo fue importante por el café, para los años  1920, también  fue un emporio industrial debido principalmente a su aislamiento geográfico y a los sobrecosto de los productos que consumía, lo cual hizo que con la osadía de sus pobladores y líderes en esos años veinte, en el Líbano existieran seis trilladoras de café, que congregaban a más de 600 mujeres escogedoras a quienes se le pagaban semanalmente, cuatro fundiciones, despulpadoras, trapiches, levas, molinos, ruedas hidráulicas, fabricas de chocolates y  cuatro trilladoras de maíz.

 

En 1920 el Líbano, era  un centro industrial  cafetero que atrajo muchos extranjeros; sobre todo alemanes y norteamericanos, existió la Tropical Corporation de Nueva York,  que se convirtieron  en hacendados y comerciantes dueños de trilladoras.


En 1921 el periódico local, ya hacía mención a la fabricación manufacturera en la Fundición Líbano, de la Trilladora Ferreira; que con sólo dos caballos de fuerza sacaban al mercado 250 libras de café trillado por hora.


También existían diversas imprentas y circulaban varios periódicos como son: El Centinela, Ráfagas del Convenio, Avance, Cordillera Andina, El Moscovita (impreso en la Litografía del Líbano y se distribuía en los municipios de Ambalema y Beltrán, el Nuevo Ambiente y Vida Nueva, este último  no llego a ser el más difundido. Fue tan trascendental la utilización de medios de comunicación en aquella época, que también se dio cabida a las comunicaciones telegráficas y telefónicas no solo entre el Líbano y los corregimientos sino también con las demás ciudades del país.


Para los años treinta, el municipio del Líbano ocupaba el segundo lugar del Tolima en riqueza cafetera, existían las ya mencionadas industrias, y la fundición, además de  una fábrica de jabón, un gran molino de trigo,  y con ella  una agitada vida intelectual, tertulias en las que se discutían y comentaban asuntos literarios, políticos y filosóficos. Se puede decir que este fue un momento dorado para el Líbano.

 

 

En 1928, tenía teatros de cine; Teatro Colombia, el  Salón Olympia que  fue  abierto antes de 1930 - y en funcionamiento duro hasta finales del decenio de 1950, Olaya Herrera creado en  1933 y dura cerca de veinte años. Teatro Andino, inaugurado en junio de 1948 y vigente con gran éxito hasta el decenio de 1980.


El municipio permaneció geográficamente aislado del resto del país hasta  1936  y hasta esta fecha el Líbano género sus propias empresas  para su autoconsumo; fecha está en la que  se inaugura la carretera Líbano a  Armero,  situación  que aunque le dio  un empuje y desarrollo a la región; también disminuyó  la capacidad creativa del libanense.

 

 


 

Google